Educación Vial

Bitacora, Educacion Vial 10 de Agosto del 2010

00:00

Pythonizo

En un programa de tv alguien dijo: “Si los zorros se pusieran las pilas, y cobraran las multas a todos los que manejan mal, pagarían la deuda externa”El otro día tuve una conversación con el mismo Oscar de un post anterior y llegue a una conclusión: “Caminar no es saludable”

Cuando le comente la frase que había escuchado en la TV su respuesta fue:

– Pero no le conviene al poder, le conviene cobrar las multas y no pagar la deuda.

A lo que no le hice esperar para que lea mi comentario (y la verdad) sobre su opinión

“Es que acá ni siquiera cobran las multas, todos sin casco, la derecha no tiene prioridad, lo tiene el mas grande (en su defecto el mas rápido), se adelantan por la derecha. ¿Cinturón? ¿Que es eso? “Me arruga la ropa”. Yo cumplo con todo y me molesta bastante llegar a la esquina que tengo la mano, que me corresponde por Ley Nacional y tener que frenar completamente para que pase un amable colectivero, un primo de Fangio, o alguna otra especie de conductor profesional. Ni hablemos de los peatones, esos suicidas maleducados que se creen que pueden andar por la calle sin el permiso de los especialistas en conducción callejera (de ahora en adelante llamados conductores). ¿Quien se creen esos? ¿Eh? ¿QUIEN SE CREEN QUE SON? El paso de cebras tiene esas líneas para que les sea mas fácil contar los pasos – Y agradezcan que cuentan con esa ayuda – Así es, esas líneas en el piso que cruzan de una vereda a otra es una ayuda a los peatones para determinar el tiempo que cuentan para cruzar la calle y así evitar que los conductores aprendan a usar el pedal que tienen impecable desde el día que sacan su vehiculo de la concesionaria hasta que el día que lo venden y lo agarra un desubicado que lo pisa. Generalmente son siete pasos/saltos, hay calles con mas y hay calles con menos, pero en todas cumplen la misma función.

Para cruzar la calle el peatón tiene que verificar que no vaya a obstruir a ningún conductor (bendito sea su tiempo, ya que de el carecen más que el peatón) y realizar los pasos precisos sobre estas tan famosas líneas. En caso de que el peatón falle en el intento de hacer tantos pasos/saltos como líneas estén marcadas en la esquina, inmediatamente el conductor tiene absoluto permiso de utilizar su dispositivo para aviso exterior (bocina), si luego de que la bocina fue presionada el peatón no desaparece de la vista del conductor, este ultimo adquiere el derecho de poder embestir al peatón con su vehiculo, y levantar su tercer metacarpiano y bendecir al tonto y descuidado peatón que osa privar al conductor de su tan preciado tiempo.

El peatón también es ese entrometido traidor que se mete en la ruta (Perfectamente definida) de las motos. Por si no conocen lo que es una moto, les explico; Es un vehiculo motorizado que cuenta con dos ruedas y un conductor que posee por lo general clase F, estos conductores son precavidos, y utilizan un casco para proteger lo mas importante para ellos, su codo, si, usan algo que los grandes sabios erróneamente aconsejan utilizar en la cabeza, ellos lo usan sobre su codo. Saben que no van a caer de cabeza, porque no van a chocar, son feroces conductores, veloces pero precisos, al contrario, si llegaran a caerse seguramente es porque un peatón cometió el error de calcular mal los saltos y lo choco de costado, entonces el conductor de la moto pierde el equilibrio y cae de costado, pero salva su costoso codo gracias al casco – y los tontos usan el casco en la cabeza, pero ¡Por favor! – ¡Aprendan!

El conductor de moto no solo tiene permitido, como lo indica su carnet de conducir, conducir motos, sino que además el puede – hasta el punto de “debe” – conducir por cualquier lugar, adelantar por la derecha, – aun más a la derecha si ya hay un conductor de automóvil adelantando por la derecha – circular en contramano, no frenar ante ese molesto caño con luces que cambian arbitrariamente de colores; Básicamente, tienen un carnet “todo terreno”. Y si el conductor de la moto trabaja como delivery, estos parece que sacan un carnet “todo terreno premium” que además de permitirles hacer todo lo que el carnet “todo terreno” les permite, pueden además circular por la vereda sin bajar la velocidad.

Llegada la noche el colectivo no te para, no hay taxis, te afanan, te violan, y la gente por mas que vea la situación no hace nada por miedo a que la policía conozca a los chorros y les den el aviso que tal individuo hizo el llamado. Si te subís al colectivo porque el puto mal parido amable chofer no tuvo oportunidad  de mirar para otro lado mientras vos estabas en el medio de la calle para que el guampudo cornudo marido de una mujer infiel frene, en una de esas corres con la suerte de que te peguen un tiro arriba del colectivo para sacarte los dos pesos que tenés en la billetera y las zapatillas de 150 mangos – que son de las mas comunes pero salen eso – mientras ellos calzan unas de 500 para arriba, las cuales obviamente las obtuvieron luego de trabajar arduamente, pero ese es otro tema.

Es por todo esto que llegue a la conclusión: Mientras exista el peatón, la seguridad vial en Argentina no puede mejorar. Tenemos que luchar por la Ley para que el peatón aprenda a caminar, y que tengan que sacar el carnet para circular.”



Dejar un comentario